Con…Tacto

La Importancia de la Tierra Física en tu Instalación Eléctrica

La importancia de la tierra física en tu instalación eléctrica

La tierra física se define con un sistema de protección para asegurar la máxima seguridad de cada una de las instalaciones eléctricas. Cada equipo eléctrico necesita liberar que puedan dañar a otros equipos, o bien a las personas que los usamos.

De hecho la tierra física se denomina de esta forma porque va directamente conectado a la instalación eléctrica. El material eléctrico puede ser del aluminio o del cobre, aunque puede introducirse cualquier otro metal que sea conductivo. Se trata de una varilla de unos 3 metros de longitud como máximo.

Para ello, se va a enterrar en la tierra donde se podrán descargar las corrientes eléctricas que no son deseadas para su uso, normalmente en un terreno húmedo que hará que la electricidad se traslade de la mejor forma posible.

Esta tierra se puede complementarse con la instalación de un pararrayos que se conectará esa tierra. En este caso, si no tenemos esta tierra y el pararrayos, si cae un rayo, toda esa energía va a recaer en los propios equipos eléctricos que tenemos instalados, lo que tendrá como consecuencia que se quemen.

Aunque no caiga ese rallo, los aparatos eléctricos se pueden quemar, ay que si no tenemos la tierra física, se van a incluir pequeñas descargas cada vez que funcionen, de la misma forma que podemos recibir esas descargas eléctricas cuando se toquen esos aparatos

La eficacia de la tierra física no tiene nada que ver con las varillas o por la propia instalación que son muy fáciles para poderse implementar.

 

Importancia de la tierra física con las instalaciones eléctricas

 

El uso de la tierra física para trabajar en las instalaciones eléctricas será importante, ya que va a evitar que un rayo o cualquiera otra descarga de energía pueda provocar algún daño en los equipos y en los dispositivos eléctricos.

Además, la efectividad va a aumentar si nos encontramos con materiales que son más conductores, junto con una mayor resistencia a las condiciones meteorológicas o a la humedad para que funcionen perfectamente siempre. Siempre va a ser recomendable hacer un mantenimiento de vez en cuando, para ello se pasará a medir las cargas residuales disponibles, la verificación de la condición a la varilla y ese mantenimiento de la superficie donde se procederá a la descarga esa corriente en las mejores condiciones posibles.

Por lo tanto, la tierra física es una material muy importante para poder evitar cualquier problema con los equipos eléctricos en el caso de que caiga un rayo o de que se pudieran recibir pequeñas descargas eléctricas.